martes, 27 de febrero de 2018

ACTUALIZADO La Juventud sin Control

Actualizado 27-02-18: Informe Policial 

SAN VICENTE

Investigan desorden y agresión a un hombre que ya recibió el alta médica

Ocurrió el domingo en horas de la mañana, cuando Bomberos Voluntarios de esta localidad asistieron a un hombre   que se hallaba descompensado en el  predio de "Automotokar", ubicado en  Ruta Prov 13, km 49 donde la noche  anterior se llevó a cabo el  evento denominado "Open Bar Night". 

Allí los uniformados hicieron custodia de 23,00 a 07,00 hs Asimismo se obtuvo video donde se aprecian grupos de personas manteniendo altercado y (01) masculino adulto caido en el suelo. 

Se procura establecer identidad/es de los participes. Se estableció por medio de averiguaciones que los hechos ocurrieron fuera del horario de cobertura de seguridad policial (08:00 hs), quedando el organizador como responsable con custodia privada. 

NOTA ORIGINAL 

Nunca pensé que sería difícil hablar de algo tan evidentemente, algo que preocupa a la mayoría, me refiero al comportamiento de los jóvenes a la hora de divertirse. Ríos de tinta, cientos de páginas web y videos como estos circulan internet, adolecentes que por tal o cual motivo terminan a los golpes y hasta en algunos casos matándose entre sí, hormonas, falta de experiencia, sustancias peligrosas y alcohol, todo eso en un mismo lugar esperando a detonar como una gigantesca bomba. De hecho creo que hoy por hoy el cóctel ya no es el problema sino la naturalización de éste.


Video completo al final de la nota


Violencia y Más Violencia

No es la primera vez que hablo o publico sobre estos temas, lo curioso es que lejos de que los protagonistas lleguen a una reflexión de sus actos los defienden y justifican, insultan a los medios de prensa o periodistas: "Amargos", "acaso nunca fuiste joven", "qué vas a opinar si no estuviste ahí", "por qué no te metés en tu vida", "los periodistas son todos unos sensacionalistas" y otras miles de cosas más que son directamente irreproducibles, esto no sería un problema si no fuera porque los cometarios o reacciones no vienen de los jóvenes en sí sino de sus propios padres o familiares quienes defienden y alientan a estas actitudes. Muchas veces quedé mudo al ver como algunos adultos dicen que esto es sano, que en su época también lo hacían y no pasaba nada, que este es el momento para pasarla bien porque después no podrán y antes de terminar la frase le dan la llave de su vehículo a su hijo de 14 mientras éste va tomando una cerveza del pico. Lo interesante es que los que tenemos entre 30 y 45 años pudimos haber hecho alguna de estas cosas pero siempre supimos que estaba mal, siempre estábamos seguros que existía un riesgo aunque no éramos plenamente consciente de ello pero estos jóvenes sienten que "divertirse" de esta manera es un derecho adquirido y que sin importar cómo van a luchar contra quienes les critiquen o pretendan arrebatarles ese "beneficio".

¿Encubrimiento?

Hasta acá es normal, podríamos decir que son padres que crecieron sin familia, sin afecto, que buscan darles a sus hijos todo lo que en su adolescencia no tuvieron o que son simplemente personas que les importa prácticamente nada en la vida, eso lo puedo entender, no los justifica pero los puedo entender. Lo que no puedo entender es el comportamiento de nuestras autoridades, tanto policiales como gubernamentales y judiciales, he insistido en saber cuál fue el accionar de la policía en este incidente protagonizado a primeras horas de la mañana de este domingo en el predio del Auto Motokart de San Vicente como muchos colegas y solo recibimos silencio. Supimos por comentarios que hay una contravencional a quienes participaron de los hechos de violencia, de que habían policías en el predio prestando servicio adicional, de que uno o más de los agresores son de la localidad de El Soberbio, lo que no sabemos es el estado del joven agredido, si hubo o no menores implicados, si hay detenidos o si se realizaron controles de alcoholemia a la entrada y salida del evento.

Esto debe terminar
 
Sinceramente me niego a creer que la sociedad ve como algo natural a un joven gateando ebrio o drogado por la calle, me niego a pensar que los violentos controlan nuestra sociedad y que lo único que nos queda es mirar para otro lado mientras nuestro presente y futuro se autodestruye sin sentido. Quiero creer que lo que nos pasa no es falta de valentía sino la falta del momento justo para volver a tomar riendas de lo sano y lo justo. Créame, si juntos nos ponemos de acuerdo en que esto debe parar para, somos muchos los que queremos una sociedad mejor, porque puede ser mejor y porque si quedarnos en silencio las cosas solo empeorará aún más. 

 Video (1´45):
Publicar un comentario