viernes, 11 de noviembre de 2016

No, No Están Secuestrando ni Matando Niños

En los últimos días circulan en las redes sociales un sinfín de fotos y audios que advierten del secuestro y asesinato de niños para robo de órganos, estos supuestos hombres se desplazan con una combi blanca, incluso algunos ya fueron más lejos diciendo que la policía había detenido uno de estos vehículos y en su interior habían niños muertos de 7 a 12 años. Lo cierto es que hasta el momento la policía no tiene ninguna denuncia sobre este tipo de hechos, de todas maneras se reforzaron los controles y recorridas para aumentar la presencia policial en barrios y colonias.


Es increíble escuchar historia de supuestos forcejeos y peleas con estos secuestradores, es tal psicosis que hoy por la mañana un ciudadano paraguayo tuvo que ir a la comisaría y a los medios de El Soberbio a identificarse ya que se corría el rumor de que una camioneta con patente paraguaya estaba sacando foto a los niños. Este hombre vino de visita a la casa de un familiar y presentó toda la documentación que acreditara su identidad por miedo a que alguien intentara agredirlo. Este tipo de fenómenos no es nuevo, año tras años se mezcla la realidad con la ficción y la inmediatez de la comunicación a través de los teléfonos celulares crean un bombardeo de falsa información solventada por audios de conocidos que replican a estas noticias. Es tal la psicosis que días atrás ocurrió un hecho de violencia hacia dos ocupantes de una camioneta en la provincia de Tucumán. Según Lagaceta.com.ar un grupo de personas gritó "¡ahí están los secuestradores!" e inmediatamente un tumulto de 200 personas salió a agredir a estos jóvenes, uno de ellos tuvo que ser hospitalizado mientras que un patrullero escoltó el vehículo a las afueras de ese barrio. Demás está decir que los agredidos no estaban secuestrando ni nada por el estilo, solo estaban con el vehículo correcto en el momento menos indicado.


Vea el video (1´24):

¿Pueden secuestrar niños en Misiones?
Técnicamente si, se puede y más teniendo pasos de frontera tan cerca resultaría casi sencillo hacerlo, o al menos intentarlo. Pero no se alarme, siga leyendo. 

¿Lograrían escapar una vez secuestrado un niño?
Depende el vehículo que dispongan y el conocimiento de la zona pero no, no es tan sencillo, el trabajo en conjunto entre las fuerzas seguridad provinciales, nacionales e internacionales darían rápida caza a los secuestradores.

¿Secuestran niños por sus órganos?
Es un rotundo NO, ni niños ni adultos. Durante años crecimos con las ideas cinematográficas de que una persona sale con otra y por la mañana despierta en una bañera con hielo, con un profundo corte suturado en su estómago y sin un riñón. La realidad es que para hacer una ablación o un trasplante se necesitan varias condiciones médicas y sanitarias muy importantes. Supongamos por un momento que el hijo de un magnate brasileño está enfermo y necesita un trasplante, la lista de espera para un órgano es enorme así que contrata un par de matones para que secuestren y retiren el órgano que necesitan de un inocente niño de la provincia de Misiones. Primero que nada se necesitan decenas de estudios para confirmar que el órgano es compatible con el receptor para que este no genere rechazo, segundo el trasplante se realiza de manera inmediata, apenas se retira el órgano la degradación comienza así que hay poco tiempo, ponerlo en un frízer para luego usarlo es literalmente imposible. Por último se requiere un ambiente esterilizado y con profesionales médicos altamente calificados para ellos, si fuera sencillo se haría en cada hospital, clínica o sanatorio privado de la provincia. Es más probable que un conocido tome la mala decisión de llevarse un niño por problemas judiciales que por sus órganos. En Buenos Aires las separaciones de parejas son el principal motivo de "secuestro" de niños por parte de uno de sus padres. 

¿Entonces no hay peligro?
Si, peligro siempre hay, el tráfico de personas es uno de los negocios más redituables del mundo después de la venta de armas y drogas, además sobran las personas con algún grado de locura así que lo ideal es hablar con los niños y explicarles la importancia de no confiar en extraños nunca.

¿Qué hago si veo un vehículo extraño?
Primero y antes que nada avise a las autoridades, llame a la policía, no intente tomar fotos o acercarse, nunca sabe que puede estar pasando. Segundo mantener la calma, evite abrir la puerta a extraños, si tuvieron un inconveniente tienen a alguien a quien llamar, no se exponga por más que los argumentos sean muy creíbles, si llamó a la policía ellos les brindarán toda la asistencia que necesiten.

Para terminar es importante aclarar que este tipo de situaciones se alimentan de usted, no pase audios o fotos a contactos o grupos de Whatsapp, Facebook, etc. Consulte siempre a la policía (no a los medios de prensa), recuerde que hay muchos bromistas desde los más inocentes que quizás no quieren ir a la escuela a rendir sus exámenes hasta los que buscan causar un verdadero daño a la sociedad. Entre todos podemos y debemos cuidarnos.
Publicar un comentario